Finanzas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Con el anuncio del Banco de México (Banxico) de elevar medio punto porcentual el monto mínimo a pagar en tarjetas de crédito a partir de enero de 2011 hasta llegar a 1% en 2012 y así prevenir una crisis financiera se pretende enfriar el mercado del crédito obligando a que la gente disponga de más recursos para el pago de deudas y poder disminuirlas, explicó Luis Cortés, especialista financiero.

“Con esta medida el Banco de México obligará a las personas con crédito bancario a pagar más por sus deudas; es una realidad que el crédito otorgado por tarjetas es de los más caros que tiene el sistema y en este momento el endeudamiento es fuerte, aunque no está en estado crítico y lo que quieren es que se amorticen estas deudas a una mayor velocidad”, indicó el académico universitario.

En México, el esquema de pago de deuda bancaria destina un mayor porcentaje del monto a cubrir comisiones, Impuesto al Valor Agregado (IVA) e intereses antes que el capital de deuda, lo que vuelve impagables los saldos de un universo de 21.8 millones de tarjetas de crédito al segundo trimestre de 2010, de acuerdo con estadísticas del BM.

“El pago mínimo lo que hace es cobrar primero los intereses de la deuda y las comisiones que se tengan , y menos del 2% es para pago de capital. A raíz de la medida los bancos están publicando una leyenda que dice que si sólo se paga el mínimo la persona tardará 230 meses en cubrir la cuenta, siempre y cuando no use mal la tarjeta y las tasas no varíen, en cambio si usted paga el doble del mínimo la deuda podrá ser cubierta en 12 o 18 meses”, aclaró el académico.

Actualmente el déficit por cartera vencida al segundo trimestre del año fue de 18,854 millones de pesos; este hecho aunado al libre manejo de intereses bancarios en el país, no ha permitido agilizar las deudas de tarjetahabientes ya que las tasas oscilan entre 50 y 60%, contrario a los estándares internacionales de 21%.

“Lo que sería interesante es que los bancos no sólo busquen pagar más rápido las deudas sino que bajaran las tasas de interés a niveles mucho más accesibles; ya que hoy está muy por encima de las tasas internacional”, apuntó.

La recomendación de especialistas iría en un sentido de ajuste equitativo a la norma mundial.

“Recomendaría bajar las tasas a internacionales que están en 21%; en México, la banca nacional tiene 'permiso', de cobrar montos más altos ya que el Banco de México ha dejado libre el manejo de intereses; no buscamos que lo regulen pero si que lo controlen”, sugirió Cortés.

La razón por la que la banca mexicana mantiene una línea de intereses más alta que el resto obedece al alto riesgo de calificación que posee el mercado nacional y los usuarios mexicanos.

De acuerdo con Cortés, la medida impuesta por el Banco de México, es una respuesta “esquizofrénica” de banca para controlar la deuda; sin embargo, otras fuentes apuntan a que el uso del crédito ha disminuido a razón del uso de efectivo.

Una encuesta publicado por Mitofsky revela que 94% de los mexicanos utilizan el efectivo como método primario de pago y que 3 de cada 10 no tienen acceso a servicios bancarios.

Ya endeudado, ¿y ahora..?

Algunas instituciones prestamistas han implementado esquemas opcionales para quienes arrastran una deuda de tarjetas, como el presentado por Banorte e Ixe, el cual prevé la compra de deuda de tarjetas de otros bancos; al pasar la deuda a esta entidad se congela el interés en 1.5% en vez del usual 3 o 4% mensual. De esta manera los usuarios saldarían más rápidamente su deuda.

Otros bancos fomentan programas de recompensa a tarjetahabientes cumplidos que ajustan la tasa a la baja, siempre y cuando se pague el doble del mínimo y se use el plástico una o 2 veces mensualmente.

Lo que va a suceder es que la gente va a tener que reconocer que tiene y debe pagar una deuda y que hay que limitar el uso de la tarjeta para los gastos básicos y que hay que disponer de más recursos para cubrir lo antes posible el saldo de la tarjeta.

“El problema de fondo con las tarjetas de crédito no es si se pagan o no, sino que las personas las usan para completar sus gastos básicos y bajo la influencia de las campañas que fomentan el uso de tarjetas, con la poca cultura financiera y los bajos suelos, se ha generado en las tarjetas una válvula de escape para cubrir necesidades básicas de subsistencia”, finalizó Cortés.

Fuente: www.MundoEjecutivo.com.mx / Por Gabriela Chávez Avilés

Publicado por: TuDecides.com.mx
Edición: Adrian Soltero
Contacto: dir@tudecides.com.mx

Nota: Por lo general todos los articulos cuentan con fuente y autor del mismo. Si por alguna razón no se encuentra, lo hemos omitido por error o fue escrito por la redacción de TuDecides.com.mx.

 

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.