Finanzas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
image hosted by ImageVenue.com

Las autoridades financieras niegan otra prórroga para la implantación del Impuesto sobre Depósitos en Efectivo; los banqueros arguyen que aparte de la inversión millonaria en sus sistemas informáticos, el IDE implica esquemas de administración muy complejos que requieren más tiempo.

Aunque la Asociación de Bancos de México (ABM), que preside Enrique Castillo Sánchez Mejorada, logró que el nuevo gravamen de 2% a los depósitos en efectivo retrasara su entrada en vigor hasta julio próximo, su implantación se ha traducido en un “vía crucis” para los bancos, por lo cual han tenido que realizar multimillonarias inversiones para ajustar sus sistemas informáticos y modificar sus esquemas de administración para poder retener mensualmente este gravamen. 

 

Al cierre de esta edición seguían las intensas negociaciones entre la ABM, el SAT y la Secretaría de Hacienda, ésta representada por José Antonio Meade, subsecretario de Ingresos, que atiende la parte fiscal, y por Alejandro Werner, subsecretario de Hacienda, al frente de la supervisión bancaria. El problema de fondo es que no sólo se aplicará y retendrá este gravamen a los depósitos en efectivo, sino que se acumulará a los cheques de caja que se paguen en efectivo, a las tarjetas prepagadas, no desde luego las de consumo telefónico, sino las de crédito; los saldos en tarjeta de crédito, y todos los depósitos que realice un cliente en efectivo, incluida la compra de pagarés o de instrumentos de ahorro o inversión.

El Impuesto sobre Depósitos en Efectivo (IDE) forma parte de la reforma fiscal que entró en vigor a principios de 2008, y cuya puesta en marcha se retrasó seis meses, a petición de los bancos. Entre los principales ajustes que tendrán que realizar éstos se cuenta asignar a cada cliente un número, que tendrá que ser el mismo para todas sus cuentas bancarias, con el fin de que tanto el fisco como el banco puedan acumular los depósitos realizados en efectivo por el cliente.

Como se comprenderá, ha sido una tarea de titanes, porque en efecto un cliente puede tener varias cuentas y porque estamos hablando de millones de cuentahabientes. La Secretaría de Hacienda y el SAT han sido pacientes con los bancos, pero se negaron a otorgar otra prórroga para la entrada en vigor del IDE, que de acuerdo con las autoridades busca frenar la economía informal, pero el gran temor es que al existir una mayor fiscalización sobre los depósitos en efectivo un alto porcentaje de la población que hoy se mueve en la economía informal opte por una mayor utilización del efectivo y por recurrir a intermediarios informales.

Otro problema al que se enfrentan los bancos son las fechas de corte, que no coinciden con el mes calendario, ya que los bancos prefieren escalonarlos para distribuir a lo largo del mes la carga del cierre y el envío de los estados de cuenta. Sin embargo, el IDE se tendrá que calcular al cierre del mes y el problema de cálculo se presenta para los miles de casos en que el corte no coincide con la fecha de mes.

Un gran reto para la ABM, una vez que estén definidas las reglas con el SAT y Hacienda es realizar una intensa campaña de difusión entre su clientela para que conozca cuáles son los depósitos que estarán sujetos a este gravamen  y las medidas que adoptarán los bancos en aquellos casos, que se espera sean la minoría, en que los clientes retiren su efectivo antes del corte de mes para evitar pagar el gravamen.

En forma paralela se trabaja en los esquemas de retención que aplicarán para las empresas que realizan la mayor parte de sus operaciones en efectivo, como restaurantes, gasolineras, farmacias, cines y tiendas comerciales. Aunque el IDE tendrá acreditación universal contra cualquier otro impuesto, para no afectar la liquidez de estas empresas, se definió ya un complejo sistema en el que las compañías calculan el IDE que recibirán, mismo que desde luego está sujeto a errores de cálculo y a una fórmula de devolución compleja.

Lo que es un hecho es que, les guste o no, los bancos tendrán que estar listos para realizar la retención del IDE, tanto para las empresas como para personas físicas y la única buena noticia para los usuarios que están en la economía formal y que no deseen pagar este gravamen es que sólo aplica a las operaciones en efectivo, por lo que podrán realizar todas sus inversiones con tarjeta de débito o crédito, cheques o vía banca electrónica.

Lo blanco: cambios en Banorte y HSBC

Un giro interesante se registra en un banco extranjero en México, que se había resistido a ser dirigido por mexicanos, y hoy cambió de opinión, porque busca ser global, pero pensar local, como decía en una de  sus campañas publicitarias.

Desde que HSBC compró Bital había sido dirigido por extranjeros, que a veces ni siquiera hablaban español. Por eso sorprendió que no sólo decidiera cambiar de administración, sino que incorporara a quien era el director general de otro banco, Banorte.

El hecho es que HSBC se llevó a Luis Peña a partir de mayo, mientras que Banorte, el único de los grandes bancos del país que es 100% mexicano, es dirigido por Alejandro Valenzuela, quien estaba al frente de Tesorería, Internacional y Relaciones Institucionales del banco y durante dos décadas se repartió entre Hacienda y el Banco de México.

Lo negro: Telmex Vs. Canitec y Telefónica

La guerra entre Telmex y sus competidores se recrudeció con la llegada del ex secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, a la Presidencia de Telefónica, quien aprovecha los foros en que participa (en México y en el extranjero) para acusar a Telmex de prácticas  monopólicas.

La firma de  Carlos Slim se defiende; asegura que a nivel mundial Telefónica es cinco veces más grande y que en América Latina y España tiene una posición de dominancia y obstaculiza a sus competidores, lo cual puede ser o no cierto, pero no exime a nadie de cumplir con la Ley Federal de Competencia en México.

En el caso de telefonía fija el problema es básicamente por las altas tarifas de interconexión y el amparo de Telmex en contra de la compactación de áreas de larga distancia; en el pleito contra las empresas de televisión por cable agrupadas en la Canitec, la manzana de la discordia es la modificación al título de concesión de Telmex para que pueda ofrecer servicios de telefonía.

Por:Maricarmen Cortés

Fuente: Mundoejecutivo.com.mx

Usted encontrará éste artículo en:
http://ejecutivo.mundoejecutivo.com.mx/articulos.php?id_sec=3&id_art=1113

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.