Empresas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

sobornoEn México, ocho de cada 10 empresas han padecido al menos un fraude en el último año, sin embargo, dos terceras partes de los negocios que son defraudados, tardan más de un año en detectar las pérdidas, porque los principales defraudadores son sus propios empleados.

De acuerdo con la Encuesta de Fraude en México, realizada por KPMG en el 2010, sólo 30% de las empresas contaba con un programa de prevención de fraudes, descuido que según cifras del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) provocó el cierre de aproximadamente 23% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) del país durante el 2012.

Estas cifras, colocan a México en el primer lugar de fraudes empresariales en América Latina, al registrar 60% de incidencia de esta actividad, según el informe anual sobre Fraude 2012, realizado por la consultora en seguridad empresarial Kroll México, debido a la falta de mecanismos efectivos de prevención de robo

La compañía proveedora de soluciones de negocio SAAS, clasifica los fraudes empresariales en tres tipos: malversación de activos o fondos, informes financieros fraudulentos y corrupción.

La malversación de activos o fondos corresponde al robo o uso indebido de recursos de la compañía, como dinero o bienes; los informes financieros fraudulentos implican la modificación o alteración de los estados contables de la empresa; mientras que la corrupción la define como aquellos actos en los que los defraudadores utilizan de forma indebida su influencia o poder dentro de la firma para obtener el beneficio propio.

Sin embargo, para evitar alguno de estos actos al interior de las organizaciones, Manuel Valencia, director de la licenciatura de negocios internacionales del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe, brindó los siguientes consejos a los dueños de pymes.

Dirígete con ética laboral

  • Ser equitativo en el trato con los empleados
  • Instaurar auditorias periódicas
  • Identificar las áreas de riesgo e implementar controles específicos para cada una
  • Establecer un código de ética y conducta
  • Implementar una línea de denuncia anónima
  • Definir las políticas de contratación de personal
  • Ser transparente en las oportunidades de mejora
  • Capacitar a los trabajadores en materia de ética empresarial

Fuente: http://elempresario.mx / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.