Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Samsung Galaxy S7 Edge se mantiene entre los smartphones top en este comienzo de año. Sus especificaciones le permiten mantenerse entre los mejores.  Y eso pese a que la competencia es voraz. Con el año nuevo también llegan sorpresas al mercado, como el Samsung Galaxy A7, que destaca por su diseño, delgado y de materiales metálicos.

Es cierto que ya han pasado las navidades y la época de compras compulsivas, pero si estás pensando en comprar o regalar un celular, es más que probable que estos se adapten a lo que estás buscando.

Como ya hemos dicho, lo más llamativo del Galaxy A7 es su diseño. Aunque se parece bastante al S7 Edge por los materiales metálicos, el A7 puede presumir de ser el teléfono más delgado de Samsung, con solo  6,3 milímetros. Sin embargo, pese a su delgadez, es bastante más grande que el Galaxy S7 Edge, lo que se debe a que la pantalla es un poco más pequeña (15,68 x 7,76 cm frente a 15,09 x 7,26 cm).

Precisamente si comparamos las pantallas, nos damos cuenta de que la del nuevo Galaxy A7 es un poco más grande, de 5,7 pulgadas, frente a las 5,5 pulgadas del S7 Edge. No obstante, éste cuenta con una ventaja, la pantalla Super AMOLED Quad HD, dual edge, dinámica y moldeada, y en la que las imágenes se ven más definidas incluso en condiciones de baja iluminación.

Estas características del Samsung Galaxy S7 Edge lo convierten en un terminal perfecto para, por ejemplo, disfrutar de los interesantes servicios de vídeos en streaming que ofrecen las operadoras, como el Plan Elección Simple de T-Mobile.

En cuanto al rendimiento, el Galaxy S7 Edge también le lleva ventaja al Galaxy A7,  con 1GB más de memoria RAM (3 GB frente a 4 GB) y un procesador más potente. El procesador Qualcomm Snapdragon 820 con X12 LTE ofrece la mejor experiencia en conectividad, gráficos, fotografía, potencia y eficiencia de la batería.

En lo que hay un empate técnico es en cuanto a la capacidad de almacenamiento, pues ambos modelos  ofrecen 32 GB de memoria interna en el modelo estándar. Además, los dos permiten ampliarla a través de la opción de la tarjeta micro-SD. Y también están empatados si comparamos su autonomía, pues cuentan con una batería de 3600 mAh.

Por último, si eres de los que la cámara puede hacer decantarte por un modelo u otro, te gustará saber que aunque el nuevo Galaxy A7 ofrece más megapíxeles tanto para la cámara principal (16 MP frente a 12 MP) como la frontal (16 MP frente a 5 MP), el Galaxy S7 Edge presume de píxeles de mayor tamaño y con una mayor apertura (f/1.9 frente a f/1.7).

Sin duda, los dos modelos rozan la perfección en el mercado de la gama alta. Optar por uno u otro puede ser solo cuestión de gustos. ¿Cuál es tu favorito? Eso sí, lo que también se desprende de esta comparativa es que el GalaxyS7 Edge sigue teniendo un futuro prometedor aunque el S8 ya esté en camino.

 

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.