Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Quienes lideran equipos desean que sus colaboradores trabajen con pasión y manejen la presión, para que brinden un excelente servicio a sus clientes, internos o externos, y, de manera oportuna, logren los resultados que buscan.

Si lideras un equipo seguramente te identificas con lo anterior, porque sabes que tus resultados dependen del resultado de tu equipo. Por eso, si quieres que tus colaboradores estén motivados y den la milla extra, existen ciertas condiciones que como líder debes garantizar para que tu equipo alcance las metas:

  1. Conviértete en un líder inspirador:
    Si deseas que tu equipo trabaje con pasión, el primero que debe ser ejemplo de automotivación y liderazgo eres tú. La manera en que actúas, te comunicas, te relacionas y trabajas, tiene un impacto directo sobre el desempeño de tus colaboradores. Por eso, necesitas trabajar en el desarrollo de tus habilidades de liderazgo, y asegurarte que inspiras con el ejemplo.
  2. Construye relaciones de confianza al interior del equipo:
    El corazón de los equipos de alto desempeño es la confianza, sin ella las personas trabajan de manera desarticulada preocupadas sólo por su bienestar individual. Para que tus colaboradores confíen en ti y en sus compañeros, es importante fortalecer relaciones de colaboración, empatía, respeto y honestidad, en las que genuinamente se demuestra interés por el bienestar de los demás. Inviertan tiempo en conocerse, fortalecer los lazos y construir bases sólidas para el equipo.
  3. Establezcan metas alineadas con la estrategia:
    Las metas que se establecen deben estar alineadas con la visión y el propósito de la organización. Cada uno de tus colaboradores debe comprender cómo al cumplir con sus objetivos individuales, impacta positivamente su entorno y contribuye al logro de las metas estratégicas del equipo y la organización.
  4. Diseñen planes de acción específicos:
    Asegúrense de definir indicadores que permitan medir los avances y se traduzcan en planes de acción específicos donde está claro qué se va a hacer; cómo se va a hacer, cuál es la duración y frecuencia de cada acción; quiénes son los responsables por cada acción, y cuáles son las fechas límites de cumplimiento. No dejes espacio para la ambigüedad. El plan debe construirse de manera conjunta, estar claro para todos, debe quedar por escrito y obviamente, se le debe hacer seguimiento.
  5. Empodera y delega sin microgerenciar:
    Tu rol como líder es actuar como un coach que facilita el aprendizaje y desarrollo de tus colaboradores, acompañándolos a alcanzar sus metas. Por eso, asegúrate de tener conversaciones productivas y significativas en las que empoderas y delegas; demuestras confianza; escuchas activamente; haces preguntas poderosas, y utilizas una comunicación asertiva en la que retroalimentas constructivamente, y felicitas, agradeces y reconoces los avances y logros de tus colaboradores.
  6. Convierte los intentos fallidos en aprendizajes:
    Uno de los peores errores que puedes cometer es ser irrespetuoso al comunicarte, porque al hacerlo destruyes la confianza, tu equipo se desmotiva y el desempeño se afecta en el largo plazo. Por el contrario, si te comunicas asertivamente, utilizando los errores como una oportunidad para aprender y crecer, es más probable que tus colaboradores encuentren soluciones creativas que les permitan enfrentar sus desafíos y avanzar hacia el alcance de las metas.

Fuente: forbes.com.mx   / Por: Por Melanie Amaya | Contacto: Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @co-amaya Facebook: co.amaya | LinkedIn: in/melanieamaya Blog: amayaco.com/blog Página web: amayaco.com
La autora es Cofundadora y CEO de Amayaco. Coach ejecutiva y consultora en liderazgo.

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.