Finanzas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
image hosted by ImageVenue.com

Shanghai, 11 de junio.- Después del mal día de ayer, cuando Shanghai sufrió su peor desplome diario en 14 meses, con pérdidas de un 7.73 por ciento, las bolsas chinas continuaron hoy sus caídas, y han puesto al indicador shanghainés a sólo 24.24 enteros por encima de la línea de los 3 mil puntos considerada segura por el Gobierno.

 

De hecho, durante la mañana, el índice general de Shanghai llegó a caer hasta los 2 mil 992 puntos, a los pocos minutos de darse a conocer que el Índice de los Precios de Consumo (IPC) subió en mayo un 8.2 por ciento, después de hacerlo otro 8.1 por ciento en abril.

De continuar las pérdidas por debajo del límite de los 3 mil puntos, el mercado espera que Pekín tome medidas de control bursátil, como hizo cuando esto ocurrió por última vez en abril.

En Shanghai, el índice general (acciones convertibles y no convertibles) concluyó hoy la jornada en 3 mil 024.24 puntos, un 1.57 por ciento a la baja, o 48.09 enteros por debajo del cierre de ayer.

En Shenzhen, el índice general terminó el día en 10 mil 458.08 puntos, un 2.86 por ciento a la baja, o 307.82 enteros por debajo del cierre de ayer.

El volumen de negocios conjunto de ambos parqués sumó hoy 80 mil 560 millones de yuanes (7 mil 517 millones de euros, 11 mil 639 millones de dólares), por debajo de los 89 mil 300 millones de yuanes registrados ayer (8 mil 278 millones de euros, 12 mil 895 millones de dólares).

La última vez que el índice de Shanghai cayó por debajo de los 3 mil puntos, el pasado 22 de abril, Pekín puso en marcha fuertes medidas de reactivación de los mercados, que dieron lugar, el 24 de abril, a las mayores ganancias diarias de ese parqué desde 2001, que fueron de un 9.29 por ciento.

Las fuertes caídas iniciadas ayer se explican sobre todo por el anuncio del banco central de que aumentará, por quinta vez este año, el coeficiente de caja de los bancos para combatir la inflación, y porque un miembro de la Oficina Nacional de Estadísticas anunció que el crecimiento de la economía china ya ha empezado a ralentizarse.

Con las bolsas chinas debilitadas por meses de malos resultados y el aumento de los precios mundiales del petróleo, era esperable que la medida del banco central provocase pérdidas, y el aumento del IPC, que se esperaba que fuese en mayo menor que el de abril, no hace sino sumar una preocupación más a los desanimados inversores. (Con información de EFE/APB)

Fuente: El Financiero en línea

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.