Finanzas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El aguinaldo es el resultado de la labor durante el año, por lo que es recomendable planear en qué se va a utilizar, o invertirlo de manera razonable. Te presentamos 7 pasos para sacarle provecho a un derecho laboral por el trabajo de un año.

En México, de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, toda persona que sea empleado tiene derecho al pago de al menos el equivalente a 15 días de su salario nominal, a partir de cumplir 3 meses de prestar sus servicios a un solo patrón que adicionalmente deberá liquidarse antes del 20 de diciembre de cada año. A esto se le llama “gratificación anual” o aguinaldo.

La legislación laboral estipula asimismo que los trabajadores que por cualquier causa no laboren el año completo, tendrán derecho a percibir la parte proporcional del aguinaldo que les corresponda, de acuerdo con el tiempo que laboraron y sueldo.

El cálculo del aguinaldo por lo general se realiza conforme al último sueldo base que percibe un trabajador.

No se trata solamente de dinero extra, es conveniente tomar en cuenta que se trata de una compensación por el esfuerzo de todo un año.

Adecco México recomienda no ceder a las tentaciones de la temporada decembrina, una época de gastos innecesarios. La clave para lograrlo está en planificar con anticipación la forma en que vamos a aprovechar al máximo esta prestación.

La mayoría de las personas lo gasta en compras navideñas o para pagar deudas existentes, aunque algunos lo invierten en una cuenta de ahorro, o inician o incrementan su plan de retiro personal. Otros lo utilizan también para costear viajes por la temporada vacacional.

Te presentamos a continuación algunos prácticos consejos, partiendo de la base de que lo importante es aprovechar esta etapa para equilibrar las finanzas personales, no para impactarlas aún más:

  • Haz una lista de lo que se necesita o se desea y las deudas actuales, y toma esto como un punto de partida para decidir la mejor forma de administrar el aguinaldo.
  • Planea cómo aplicarlo. Enumera los gastos que requieres hacer, pagos pendientes, regalos, salidas, vacaciones y todos los rubros en los que generalmente inviertes el aguinaldo.
  • Compara este listado con la cantidad real del aguinaldo percibido (toma en cuenta los impuestos que se te deducirán): los gastos no deben superar a los ingresos.
  • Considera posibles eventualidades. Si tienes un dinero extra, conviene guardar una parte como prevención.
  • Destina una parte al ahorro. Es recomendable reservar por lo menos el 10% de lo recibido. Así, puedes iniciar un hábito del ahorro e inversión, con el fin de ir construyendo un patrimonio.
  • Paga deudas. Es de lo mejor que puedes hacer con esta prestación. Si no puedes ahorrar, por lo menos liberarte de las deudas te permitirá pasar unas fiestas tranquilo y disfrutar del año siguiente con menos presiones financieras.
  • Evita las compras compulsivas. No cedas a los impulsos o antojos, y si es imprescindible hacer obsequios, regala objetos de utilidad, compara precios y condiciones. Ten cuidado con las compras a plazos y calcula cuánto pagarás al final.

Fuente: www.mundoejecutivo.mx / ADECCO*

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.