Finanzas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

(CNNexpansión) Para buena parte de los contribuyentes, el pago de las obligaciones tributarias genera un sentimiento de minusvalía de la remuneración total, pero pocos aprovechan los beneficios fiscales de desembolsos como las inversiones para el retiro y los seguros de gastos médicos.

De acuerdo con el Artículo 176 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, existen ocho categorías de gastos que pueden ser deducibles incluso si eres asalariado y nunca te has dado de alta ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público:

  1. Honorarios médicos dentales y gastos hospitalarios
  2. Gastos funerarios
  3. Donativos
  4. Intereses reales efectivamente pagados por créditos hipotecarios para casa habitación
  5. Aportaciones complementarias de retiro, a planes personales de retiro, o a la subcuenta de aportaciones voluntarias.
  6. Primas por seguros de gastos médicos.
  7. Transportación escolar obligatoria.
  8. Colegiaturas

"Todos los asalariados incurren en alguno de estos desembolsos al menos una vez al año y el costo de oportunidad es muy grande porque dejan de percibir una devolución de lo que han pagado de sus impuestos", señala Yenún González, líder del Programa de Bienestar Financiero en Skandia.

¿Cómo deduzco?

*Como un primer paso es necesario que asimiles que, aún si eres asalariado, estás dado de alta ante Hacienda y cuentas con un RFC (Registro Federal de Contribuyentes). Las facturas por los gastos enumerados en la lista deben estar a tu nombre y contener esa referencia.

*Para la recta final del año, debes solicitar a tu patrón una carta de retenciones y notificar que realizarás tu declaración por tu cuenta. La carta de retenciones es un documento donde se detalla lo que se ha descontado bajo concepto de pago de impuestos.

*Con ese documento y tus comprobantes debes acudir con un contador para que realice tu declaración anual. "El proceso es simple y los honorarios de los contadores por ese trámite no son muy costosos, y tu saldo a favor lo deposita Hacienda mediante una transferencia; incluso es dinero que puedes volver a colocar en tu inversión para el retiro, es un círculo virtuoso", agrega la ejecutiva de Skandia.

El proceso puede ser más sencillo de lo que imaginas, pues para realizar este trámite no es necesario que acudas al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Fuente: CNNexpansión / Por: Viridiana Mendoza Escamilla

Publicado por: TuDecides.com.mx
Edición: Adrian Soltero
Contacto: dir@tudecides.com.mx

Nota: Por lo general todos los articulos cuentan con fuente y autor del mismo. Si por alguna razón no se encuentra, lo hemos omitido por error o fue escrito por la redacción de TuDecides.com.mx.

 

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.