Empresas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Antes de emitir sus declaraciones, James Whittaker promete “ningún drama “y también confiesa que no dirá todo lo que piensa. La dureza de sus palabras es evidente, al señalar que Google ya no es la empresa de tecnología que daba el poder a sus empleados de innovar. En cambio, desde su perspectiva, el buscador se ha convertido en una empresa de publicidad.

El otrora ejecutivo de Google, abandonó la compañía y retornó a Microsoft, desde donde confiesa el verdadero objetivo de la gran G: Superar a Facebook. Según describe Whittaker, todas las divisiones de la compañía estaban notificadas de poner a Google+ en el centro de la atención. Es decir, enfocar todos los productos entorno a su red social.  Youtube y Android, antes de ser plataformas independientes, debían someterse a los paradigmas del también llamado Google Plus.

Whittaker señala que Google era conocida como una factoría de innovación, facilitando y promoviendo que el personal fuesen verdaderos emprendedores, a través de estímulos como el Premio Fundador y distintos bonos. En este sistema, los ingresos por publicidad permitían pensar, innovar y crear. Aunque muchas veces las innovaciones no se traducían en beneficios económicos para la empresa, si daban una libertad para pensar y soñar en distintos dispositivos y proyectos. En cambio, el actual modelo parece girar en torno a la publicidad.

La envidia a Facebook

La red de Mark Zuckerberg “sabe mucho más” respecto a los usuarios, sus necesidades y modelos de comportamiento en los entornos digitales, según Whittaker. Por lo mismo, Facebook es de gran atractivo para anunciantes y compañías de medios, que ponen sus ojos en la plataforma para invertir en publicidad. Google sabe de esta realidad: los precios por clic en sus búsquedas de pago se han reducido, mientras que en Facebook aumentan su valor.

El especialista Rob Enderle, dimensiona el afán del buscador con bullados casos de empresas que perdieron el rumbo, por perseguir rivales y que nunca se recuperaron, como: Netscape, Sun y Yahoo. En la vereda opuesta sitúa a Apple, IBM y Microsoft, como empresas que en algún momento perdieron su camino, pero que han sabido salir adelante con éxito

Enderle llama a Google a moverse  más allá de su envidia por Facebook, y encontrar métodos para generar publicidad, pero sin dejar de lado la innovación, punto central de la empresa. En su opinión, "toda su atención debe centrarse en encontrar maneras de hacer publicidad más valiosa en Internet.”

Google, el gran mercado digital

A pesar de la torpeza social, Google sigue bien posicionado en parte de los mayores mercados digitales de la época: la búsqueda, dispositivos móviles y colaboración en la web. La realidad indica que a pesar de los errores, las empresas pueden seguir siendo exitosas. Hasta el momento, Google ha ganado credibilidad al matar productos y proyectos de alto perfil como Wave, Buzz, Gears o Knol.

Algunos expertos señalan que es el comienzo del fin del buscador, el declive de Google no se puede predecir. Empresas como Microsoft sufrieron de los mismos pronósticos algunos años atrás y hoy son saludables. La compañía de Bill Gates volvió a consagrarse con los dispositivos móviles, en una solida base en alianza con Nokia, luego de años de haber concentrado esfuerzos en desarrollos para la nube.

En momentos en que es inminente la compra de Motorola Mobility por cerca de 12 mil mdd,  Google debe aprender a obtener beneficios económicos, por ejemplo, de su exitosa franquicia Android. En contraste, últimamente ha debido soportar cuestionamientos por manejar y utilizar datos personales de los usuarios.

¿Es el comienzo del fin de Google?

Fuente: www.altonivel.com.mx

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.