Empresas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
image hosted by ImageVenue.com

Durante 2007 y 2008, el número de suscripciones de banda ancha en Teléfonos de México (Telmex) dentro del país, creció 50%, de acuerdo con el reporte presentado por 'The Competitive Intelligence Unit' (CIU), consultora especializada en análisis de oportunidades de negocio.

 

Telmex, el mayor proveedor de servicios de telecomunicaciones en México, cerró de esta forma el año 2008 con 5 millones de cuentas de banda ancha.

Para la empresa, esto representó un incremento anual de 71%, en tanto Axtel y Maxcom (sus competidores directos) cerraron con 112 mil y 33 mil suscriptores respectivamente, cifras mucho menores que las reportadas por Telmex y los operadores de cable. CIU atribuyó este hecho a que estas dos empresas están enfocadas a segmentos específicos de mercado, con un poder adquisitivo medio y alto.

La consultora añadió en su informe que las empresas de telecomunicaciones por cable lograron en 2008 crecimientos considerables, tanto en servicios de televisión restringida como en telefonía e Internet de banda ancha, al ofrecer los servicios en una sola factura.

En este ámbito, los tres mayores operadores dentro de México, Cablevisión, Megacable y Cablemás, sumaron 870 mil suscriptores de Internet de alta velocidad finalizado el período de 2008.

En promedio, el crecimiento de este segmento fue de 16.5%, lo que traducido como incremento en el número de suscriptores de banda ancha asciende a 6, 823 millones en 2008, contra 4,549 millones en 2007.

CIU informó que, con base en datos de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), en 2008 existían poco más de 23 millones de usuarios en Internet, de los cuales sólo 9 millones tienen acceso desde el hogar.

Fuente: altonivel.com.mx

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.