Empresas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
image hosted by ImageVenue.com

Por primera vez en 14 años, la empresa japonesa Sony anunció una pérdida neta en el año fiscal 2008 que finalizó el pasado marzo con 98 mil 900 millones de yenes (761 millones de euros).

El 12.9% en las caídas responde a una serie de factores que se combinaron: la crisis económica, un yen

 
fuerte y una menor demanda. Todo lo anterior arrastró a la compañía a su mayor pérdida operativa , por actividad ordinaria, de 227 mil 780 millones de yenes (1,750 millones de euros).

Sony prevé además números rojos netos y operativos para el actual ejercicio fiscal, que concluirá en marzo de 2010.

Cabe recordar que el año pasado, la empresa tuvo una merma de las ventas en sus principales áreas de negocio, sobre todo en juegos (18%) y dispositivos electrónicos (17%), donde sus éxitos tradicionales como la PlayStation, los aparatos musicales o las pantallas han tenido que lidiar con competidores mejor posicionados.

La división más importante de Sony, el área electrónica, se ha visto drásticamente afectada por la caída en las demandas a nivel global, algo que también ha perjudicado a otras compañías japonesas de este rubro.

En electrónica de consumo, Sony ha visto cómo aumentaba la competencia por parte de otros productos como los dispositivos musicales de Apple y las pantallas planas, mientras que sus dispositivos de juegos no consiguen ganar la partida a Nintendo.

Además, Sony adelantó hoy que empeorará sus resultados en el actual año fiscal, que finaliza en marzo de 2010, y seguirá atascado en una pérdida neta de 120,000 millones de yenes (923 millones de euros).

Para cuando termine el ejercicio de 2009, Sony espera una pérdida operativa, por actividad ordinaria, de 110 mil millones de yenes (846 millones de euros), con caída de ingresos en las principales áreas de negocio por segundo año consecutivo.

Para enfrentarse a esta crisis de ventas, la compañía está llevando a cabo un plan de reestructuración que aumentará los gastos asociados y lastrará sus resultados a corto plazo, aunque espera que las ventas caigan menos, un 6%, en el actual año fiscal.

El plan para que Sony pueda salir a flote, pasa por el recorte de 16,000 empleos en todo el mundo, el cierre de plantas (cuatro en Japón y cuatro en el extranjero, entre ellas una en México) y la reducción de las fábricas de pantallas de televisión en Japón.

Fuente: www.altonivel.com.mx

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.