Empresas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El sector de las franquicias en México espera cerrar el 2010 con un crecimiento estimado en 10% con una inversión aproximada de 6 millones de dólares, lejos del 14% de incremento que obtuvo en el 2008, indicó Diego Elizarrarás, presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF).

“Como en cualquier ámbito empresarial, la inseguridad y clima de violencia producto de la delincuencia organizada y la delincuencia común también afectan al sector de las franquicias”, lamentó Elizarrarás.

 

Sin embargo, el directivo celebró que en creación de empleos estiman ubicarse en los 70,000 nuevos empleos y con un crecimiento del 18% en nuevos conceptos respecto al 2009.

Las franquicias tienen en promedio inversiones menores a los 250,000 pesos, estimó el presidente de la AMF.

En septiembre, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reconoció que la creciente violencia en México, presente en gran parte de las actividades productivas del país, tiene un impacto de 1.2 puntos porcentuales en su Producto Interno Bruto.

A su vez, según un análisis de noviembre, BBVA Bancomer coincidió con la entidad gubernamental al estimar que la violencia le cuesta al país 1%, es decir, alrededor de 10,000 millones de pesos.

“Si no queremos delincuentes en la calle tenemos que hacer que la gente tenga empleo y con perspectivas de crecimiento”, afirmó el director general de la Feria Internacional de Franquicias México, Jude García.

Luis Mata, de franquicias Augus, comentó que el tema de la inseguridad sí han bajado las ventas tanto en las unidades de negocio como en las posibilidades de expansión de la marca.

“La inversión para una franquicia Angus ronda entre 8 y 10 mdp, y en ocasiones hasta 15 mdp. Nuestro corporativo tiene que revisar muy bien de dónde provienen los recursos económicos del posible franquiciatario por seguridad. Se nos ha frenado la expansión en plazas como Culiacán, Monterrey, Chihuahua e incluso Cuernavaca por el tema de la inseguridad”, reconoció el empresario.

Aseveró que para Angus el tema de la seguridad es bastante complejo, debido a que por el perfil de los comensales, de nivel socioeconómico alto e incluso de la clase política nacional, ninguno de los restaurantes pueden tener cámaras. Si acaso en algunas sucursales y franquicias existen cámaras de vigilancia en las entradas, pero en personal hemos invertido 25 o 30% más de lo que realizabamos en otros años.

A su vez, Eduardo Mussali, director general de Press a Print, concepto de negocio dedicado a la impresión y venta de artículos promocionales, afirmó que debido a que muchos franquiciatarios trabajan desde su hogar, la violencia  les ha pegado pero en términos poco significativos, como por ejemplo, llamadas de extorsión que tratamos de no tomarlas en cuenta.

Sin embargo, conceptos como el de la franquicia Beleki donas, han sentido poco el golpe económico producto de la violencia que azota al país.

El director general de la firma, Julio Díaz, afirmó que su modelo de negocio se basa principalmente en puntos de venta ubicados en tiendas de autoservicio, supermercados o plazas comerciales, los cuales se basan generalmente en los sistemas de seguridad de dichos establecimientos, por lo que su inversión en medidas de protección no rebasan el 3% sobre facturación

Fuente: (www.MundoEjecutivo.com.mx / Por Arturo Jiménez)

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.