Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En medio de las especulaciones, llamadas anónimas y comentarios crípticos del CEO de Apple, Tim Cook, sobre los planes de eventualmente entrar al negocio automotriz, la compañía ha recibido lo que puede ser su primera patente relacionada con la movilidad, y no se trata de una sofisticada reinvención del automóvil para el siglo XXI.

En cambio, a juzgar por las imágenes de la patente estadounidense 9,409,599, el gigante de la tecnología está jugando con algo así como un mashup: un autobús articulado (del tipo usado en algunas ciudades con dos vagones conectados a través de un  fuelle de acordeón) o dos cabinas montadas sobre orugas en vez de ruedas. La patente concedida el 9 de agosto es para un “dispositivo de dirección para un vehículo articulado”, y fue reportado por primera vez por el blog Patently Apple.

La empresa con sede en Cupertino, California, solicitó la patente en julio de 2015, de acuerdo con el sitio web de la Oficina de Patentes de Estados Unidos, y lo describe en el resumen de la siguiente manera:

“La presente invención se refiere a un dispositivo de dirección que comprende una primera unidad de dirección y una segunda articulada que comprende un mecanismo de acoplamiento para dichas unidades de vehículos mutuamente pivotantes, una configuración de carcasa dispuesta para formar un espacio de suministro entre dichas unidades de vehículo y un mecanismo de eliminación integrado en el espacio de alimentación, en el que el mecanismo comprende un dispositivo de calentamiento dispuesto para calentar el aire destinado a la cabina del vehículo. La invención se refiere también a un vehículo articulado con un elemento de dirección.”

Un portavoz de Apple no respondió de inmediato a un correo electrónico en busca de detalles adicionales. No hace falta decir que éste no es el vehículo que legiones de fans de Apple esperan, y que no tiene nada que ver con los diseños  –completamente especulativos– encontrados en los sitios creados por artistas aficionados a Apple. Lo que sí muestra es que después de sumar cientos de personas –más de mil según el CEO de Tesla, Elon Musk– dedicadas a un programa automotriz y, según el Wall Street Journal, la designación del veterano  de Apple Bob Mansfield para dirigir el esfuerzo, Apple está empezando generar ingeniería única.

Si el coche de Apple será eléctrico, autónomo o deportivo, eso aún está por verse. Por ahora, que la compañía no está diseñando un tanque (o un autobús) es una apuesta bastante segura.

Fuente: www.forbes.com.mx por: Por Alan Ohnsman

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.