Empresas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Desarrolladores mexicanos ganan apoyo dentro del mundo de las descargas de aplicaciones para smartphones; la tienda virtual de Research In Motion (RIM) , Blackberry App World, alberga contenidos nacionales que van desde guías culturales hasta organizadores logísticos.

Con un mercado de 30 millones de usuarios , alrededor del mundo hasta abril de 2011, un promedio de descargas de 2 millones diarias y con presencia en 113 países, el programa Blackberry Alliance ofrece incentivos  económicos y tecnológicos  a las ideas de quienes desarrollen aplicaciones para teléfonos inteligentes, entre estos destacan  3 empresas mexicanas,  que atacan nichos tanto de grandes empresas como de pequeñas y medianas, ya que más que el tamaño de la firma lo importante es su capacidad de organización tecnológica.

“La capacidad de manejo tecnológico que puede llegar a  tener una empresa pequeña es realmente lo que hace atractivo este mercado de Pymes, a nosotros nos beneficia que sean pocos empleados y que se les den teléfonos para ubicarlos y encargarles trabajo, ya que con el lanzamiento de smartphones es más fácil que las pymes los tengan”  dijo Sergio Vallejo , co director general de Actin, firma que desarrolla aplicaciones para Grupo Modelo.

Con un creciente mercado de poco más de 3 billones de smartphones vendidos a nivel mundial, la  tendencia móvil comienza a generalizarse en las empresas que ,apoyadas en elementos de geolocalización, pueden tener el control de su negocio con poco gasto.

“En el caso de la aplicación para Grupo Modelo, se le renta a  la empresa  el uso del componente en el teléfono y en el servidor que es donde se entrega el análisis de la ruta, reportes y gráficos; el interesado debe hacer 2 decisiones: contratar al operador (Telcel, nextel, telefónica o Iusacell y contratar el plan de datos, ya con esto, me rentan la aplicación que es para teléfono y para el servidor” , explicó Vallejo.

Plan de voz más datos ronda aproximadamente  los 600 pesos  y la renta de la aplicación es de 250 pesos por equipo, con un manejo mínimo de 5 equipos por empresa.

A diferencia de Actin, la firma Sferea le apuesta a aplicaciones culturales para consumidores como las guías para museos, como la recientemente usada en la exposición de arte contemporánea Zona Maco, que logró alrededor de 1,500 descargas al día durante la feria de arte.

Para Sferea, acercarse al consumidor con movilidad es la tendencia al igual que los desarrolladores de Tresco quienes desarrollan actualmente una aplicación de cuentos descargables para niños y otros contenidos para diarios, revistas o estaciones de radio por internet como www.rock101.com.

Se esperan campañas electorales móviles

De cara al contexto electoral de 2012, los desarrolladores sugieren que el marketing móvil será la tendencia  a seguir por los gobiernos federal y estatal en materia de promoción y trabajo social.
 
“ El trabajo social es algo que debe ser monitoreado y con este tipo de aplicaciones móviles se puede lograr que la ciudadanía participe y por ejemplo reporte bacheos en su localidad o responda encuestas que sean de utilidad para una campaña”, dijo Vallejo.
 
“Actualmente la gente pide tener un gobierno cercano con el que pueda interactuar de una manera más dinámica. El próximo año tenemos algo interesante con el tema electoral y pues las aplicaciones para dependencias de gobierno para realizar trámites es algo muy atractivo” , afirmaron ejecutivos de Sferea.
 
En cuanto a las tabletas ambas compañías se encuentran ya desarrollando aplicaciones para estos dispositivos mismos que estarán disponibles la mercado en línea con el lanzamiento de la tablet de RIM en el mercado latinoamericano, incluyendo México, este próximo junio.
 
Fuente: www.mundoejecutivonews.com / En Twitter: gchavez_ME

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.