Empresas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Un hipotético regreso de Mexicana de Aviación no afectaría las operaciones de aerolíneas extranjeras, específicamente a Delta Airlines, debido a la alianza estratégica que ésta mantiene con Aeroméxico, con lo que en el último año creció un 31% en ingresos, según datos de Delta.

De hecho, en Agosto del 2011, Delta amplió esta alianza a través de una inversión de 65 millones de dólares por un 3.5% de participación en la empresa, lo que impacto en tráfico de pasajeros (29%) y en capacidad (16%), al igual que ofrece hasta 370 vuelos semanales en temporada alta.
 
Asimismo, Delta y Aeroméxico invirtieron para constriuir un hangar de revisión, reparación y mantenimiento, que se estima estarán localizadas en Guadalajara.
 
No obstante, según Steve Sear, vicepresidente senior de Ventas globales, los precios que ofrece Delta son competitivos, pero si el barril de petróleo llegara a los 150 dólares sería un golpe mortal para muchas compañías aéreas, particularmente en Europa.
 
“La industria aérea mundial debe estar atenta a la volatilidad de los precio del petróleo y de los combustibles, en particular la turbosina y desarrollar estrategias que reduzcan el impacto negativo”, agregó el vicepresidente.
 
Comentó que Delta lleva a cabo diferentes acciones como la instalación de aparatos que ayudan a eficientar el consumo de la turbosina, además de no utilizar aviones pequeños.
 
Por otro lado, la aerolínea estadounidense anunció su joint venture con Air France KLM, a la cual se unió Alitalia en Febrero del 2012. En el último año, esta joint venture ha experimentado un crecimiento del 38% en términos de ingresos y 36% en tráfico de pasajeros.

Fuente: www.mundoejecutivo.mx  / CAROLINA HERNÁNDEZ ESTRADA En Twitter: @CaroEstrada_ME

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.