Empresas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Con la introducción de ensaladas en su propuesta alimenticia, Burger King busca contribuir a reducir el problema de obesidad que en los últimos años se ha agravado en México. La intención es que el consumidor acompañe su hamburguesa con una de 3 ensaladas (Cesar, Del Chef y De Durazno, Nuez y Arándano), en sustitución de las tradicionales papás a la francesa, dijo José Tomas, presidente de BK para América Latina.

Explicó que no se trata de sacar del menú de Burger King las papas fritas, sino que el cliente tenga más opciones de alimentarse como mejor considere. Y es que esta campaña de nuevos productos “más livianos” va dirigida en realidad a los padres de familia, que son los que eligen la comida de sus hijos, señaló Tomas.

Amplió: “En realidad la campaña es para los padres. Nosotros no necesariamente nos enfocamos en hacer mercadotecnia para los niños, sino tener algo para la familia entera. La insignia de la marca siempre ha sido ‘como tú quieras’. Obviamente, los niños comerán lo que los papás van a elegir”.

Otra medida que la cadena de restaurantes de hamburguesas en México está implementando para contribuir a la reducción de los índices de obesidad es incluir en sus recetas ingredientes más sanos.

Por ejemplo, en alianza con uno de sus principales proveedores, Pepsico, está reabasteciéndose de insumos como la avena Quaker, que incluyen dentro de los ingredientes para sus restaurantes.

“Lo que estamos buscando es tener más productos, más opciones para el consumidor aquí en México”, finalizó José Tomas.

Obesidad, un problema “gordo” de 800,000 mdp

Los problemas de obesidad y sobrepeso en México se deben a la excesiva ingesta de comida empaquetada fuera del marco de una dieta balanceada, donde el país ocupa el décimo lugar mundial, pues de los productos procesados, más del 40% del total de ventas de comida empacada son productos panificados: Pan, tortillas, pasteles, galletas, pastelitos, indicó Horacio Anell, Analista de Euromonitor International.

Todo lo anterior representa en gastos para el Estado en materia de salud más de 80,000 millones de pesos. El analista indicó que una de las causas que han llevado al país a esta situación es el consumo excesivo de comida empacada, fuera del marco de una dieta balanceada, donde el país ocupa el décimo lugar a nivel mundial.

Sin embargo, un estudio de Regus y a contracorriente de los índices, los ejecutivos mexicanos están preocupados por su bienestar físico, ya que increíblemente no salen de sus hogares sin su ropa del gimnasio, incluso durante sus viajes de negocio.

En Twitter: @MundoEjecutivo

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.