Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El arranque de este semana fue considerado un “lunes negro” debido a que la bolsa de China, una de las más grandes economías del mundo, perdió las ganancias que había acumulado durante el 2015. Ante el panorama, este martes el gobierno chino decidió recortar sus tasas de interés con el fin de respaldar su economía y detener el desplome del mercado accionario.

Una serie de sucesos han llevado a China directo a una crisis que afecta a las bolsas mundiales, sin mencionar que el mismo gobierno ha implementado medidas para evitar la caída de su economía.

La crisis es una avalancha de problemas que acarrea a las exportaciones, pasando por el yuan y las materias primas, que es el sector más dañado.
Exportaciones

En el primer semestre de 2015, China mostró una caída interanual en sus exportaciones del 7.3%, significativa para la que es considerada la segunda economía mundial.

Desde ese momento, los analistas consideraban una posible devaluación del yuan para poder estimular la exportación de productos provenientes de China para que, de esta manera, el país dependiera menos del mercado internacional.
Devaluación

En consecuencia de la crisis de productos, China decidió devaluar su moneda: el yuan. De acuerdo a las mismas autoridades, la caída de casi 2% de la moneda frente al dólar se realizó con el propósito de generar una reactivación de la economía en el país.

En julio de este año las exportaciones en China disminuyeron un 8.3% por la fuerza del yuan, provocando un aumentó en el costo de sus productos.

La devaluación pretende impulsar las exportaciones; por otra parte el país asiático mantiene controlada la fluctuación de su moneda para evitar que algunos inversores salgan del mercado y la misma china pierda su economía.
Pequeños inversionistas

Durante este año los ojos de las economías mundiales estuvieron puestos en Grecia, sin embargo debieron centrar su atención en China, quien poco a poco fue acumulando la crisis que actualmente afecta a las economías mundiales.

De acuerdo a un organismo chino encargado de vigilar los movimientos de los pequeños inversionistas, al menos 20 millones de personas salieron de la Bolsa china, por lo que el Shangai Composite tuvo una caída mensual de 14%, la mayor en 6 años.

Según medios de comunicación, esos pequeños inversionistas no tenían conocimiento previo sobre movimientos y finanzas, es decir, apostaron a un mercado grande con el propósito de ganar mucho, pero la realidad fue otra.
Acciones de empresas

Durante uno de los mayores tropiezos, donde el índice Composite de Shanghai cayó 5.9% y el de Hong Kong 8%, cerca de la mitad de las empresas que conforman la Bolsa de Valores de los dos países suspendieron la cotización de sus acciones de manera temporal.

Para evitar que se fueran de la bolsa, autoridades chinas prometieron la financiación del Banco Central y ordenaron a las empresas a no vender sus acciones. Además de dichas medidas, se elevó el límite de las compañías para poder invertir en la Bolsa, de 30 a 40 por ciento.
Commodities

Si bien es cierto que la caída de la Bolsa en China ha generado problemas en las economías mundiales, el sector de las materias primas es donde se encuentra uno de los golpes más duros.

Destaca que los precios del petróleo cayeron, tan sólo este lunes, a mínimos históricos después de 6 años y medio. Por otro lado los precios de diversos metales como el cobre, el níquel, el cobre o el zinc tuvieron visibles caídas cuando la crisis empezaba a tomar fuerza a mediados de julio.

Los metales industriales, sufrieron la caída después de la devaluación del yen y se enfrentan ante una menor demanda de China, el mayor consumidor.

Fuente: www.mundoejecutivo.com.mx / ALEJANDRA ESPINOZA

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.