Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

oficina-chismesExisten ciertas actitudes que parecen inofensivas y que se realizan en el lugar de trabajo, pero que pueden ser contraproducentes para tu carrera. Pues hábitos como estos podrían dañar tu reputación a través del tiempo o evitar que te desarrolles plenamente. Y estos son cinco que deberías evitar.

1. Participar en chismes de oficina

Los trabajadores inteligentes saben que no deben difundir rumores acerca de sus colegas, pero a veces es difícil no caer en esta dinámica de oficina. Podría parecer inocente, pero tu reputación se verá afectada, porque la gente sabe que las malas lenguas están en dicha empresa y que no son de confianza. Por lo que no tienes que participar en esta dinámica, sé valiente y cortés al decirle a la gente que no te interesan los chismes.

2. Se adulador

Las personas que toman la palabra del jefe como un evangelio y nunca se atreven a discrepar con él, podrían pensar que están abordando una estrategia inteligente; pero la verdad es que a nadie le gusta un adulador. Además, las empresas contratan a personas diferentes por sus perspectivas y habilidades únicas, no para que estén de acuerdo en todo lo que se hace.

3. No ir a los eventos sociales del trabajo

Técnicamente no es parte de tu trabajo, por lo que no tienes ninguna obligación de pasar más tiempo con quien pasas la mayoría del día. Sin embargo, deberías reconsiderar tu postura, porque convivir con las personas podría impulsar tu carrera algún día.

4. Fingir interés

El caso contrario, cuando alguien asiste a un evento sólo por la oportunidad de relacionarse con alguien influyente en la industria, también es mal visto. Pues las personas pueden ver a través de alguien que sólo lo hace por interés propio. Este tipo de relaciones se forman de manera natural, por lo que sólo debes preocuparte ser sincero.

5. Quedarse en el trabajo sólo por el dinero

Si tu situación financiera lo permite, siempre es mejor tomar la oportunidad que te permite perseguir tu pasión. Puede que tengas que renunciar a algunos lujos, pero al menos no estarás estresado por ir a trabajar todos los días. Si eliges un trabajo que no te gusta por los ingresos, entonces estás atrapado. Pues hacer algo que no te gusta impactará negativamente en tu desarrollo profesional. Y no serás capaz de crecer al ritmo de los demás.

Fuente: www.mundoejecutivo.com.mx

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.