Sáb11222014

Last updateJue, 20 Nov 2014 12pm

Back Está aquí: Inicio Arrow Noticias Arrow Empresas Arrow Monsanto quiere el 'liderazgo' de maíz en México

Empresas

Monsanto quiere el 'liderazgo' de maíz en México

Los permisos otorgados por el gobierno federal a Monsanto para la siembra piloto de maíz transgénico en el estado de Tamaulipas podría atraer ganancias de hasta 400 millones de dólares para la empresa estadounidense en perjuicio de los campesinos mexicano, aseguró Víctor Suarez, presidente de la Asociación Nacional de Empresa Comercializadoras Productores del Campo (ANEC).

“Debido a que el gobierno mexicano está muy débil y sujeto a presiones de tipo corporativas de países como Estados Unidos, lo aprovechan para imponer decisiones como la siembra de maíz transgénico violando la ley para que en el país se ofrezcan semillas milagrosas que supuestamente van a sacar a México de la crisis alimentaria”, indicó Suárez.

Recientemente la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) junto con la Secretaría del Medio ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) aprobaron la siembra piloto de maíz transgénico en Tamaulipas a la compañía transnacional Monsanto.

Según la ANEC, México tiene una superficie de siembra de maíz de alrededor de 9 millones de hectáreas de las cuales 2 millones son de riego o de buen temporal y se encuentran en el norte del país en manos de agricultores ricos que son quienes actualmente compran semillas híbridas que producen empresas transnacionales.

“Aquellos grandes agricultores del norte son el mercado meta que Monsanto se propone conquistar con sus semilla transgénicas “, indicó Suárez.

Se estima que los agricultores de los estados del norte siembran alrededor de 2 millones de hectáreas de maíz, por lo cual cada año estarían consumiendo semillas que tienen un costo de aproximado de 200 dólares la tonelada de maíz transgénico, lo cual equivale a 400 mdd de ganancias para Monsanto.

“Es una falacia que esas semillas van a servir a todos los productores de maíz de México y a las condiciones agroecológicas, su orientación son los agricultores tecnificados del norte del país que cultivan no mas allá de 2 millones de hectáreas de riego”, comentó.

De acuerdo con Suárez, de aprobarse la siembra de maíz transgénico más allá de las pruebas piloto en México podría llegarse a un monopolio de distribución de semillas y entonces el impacto sobre los precios serán monopolizados.

Además, aseguró que los pequeños y medianos productores del campo se verán desfavorecidos a la hora de comercializar sus productos además de que pueden ser objeto de demandas si el gen del maíz transgénico llega a sus campos, pues es una semilla patentada por Monsanto y por la cual puede pedir regalías.

“Generaran aún mas dependencia del exterior y hará que la rentabilidad cada vez se vaya angostando porque el costo de la semilla es importante en los costos de producción de los agricultores”, comentó.

El gobierno federal argumentó que con las siembras piloto disminuirán las importaciones de maíz amarillo transgénico proveniente de Estados Unidos.

A su vez, la ANEC asegura que la Sagarpa y la Semarnat apuestan por semillas “milagro” engrosando las ganancias de Monsanto en lugar de impulsar una política de Estado para fomentar la producción campesina de alimentos con tecnologías disponibles, no riesgosas ni controladas por monopolios.

Fuente: www.mundoejecutivo.com.mx / En Twitter: @vgonzalez_ME

Soyentrepreneur

ads