• Seguramente en tu trabajo hay un eterno ocupado: esa persona con tantos pendientes que no tiene tiempo ni de respirar, que se queja todos los días de estar “hasta el cuello de trabajo” y, por supuesto, no pierde oportunidad de publicarlo en redes sociales (porque para eso siempre hay tiempo, ¿o no?).

  • No decir la verdad es igual de arriesgado tanto en un proceso de contratación como al interior de una empresa. Te presentamos las principales razones para que las empresas eviten tus servicios profesionales. Buscas empleo, vas a decenas de entrevistas y aun así ¿no te contratan? Puede ser que estés cometiendo muchos errores y ni siquiera sabes cuáles son.

  • Los millennials… esa generación propositiva, actualizada y llena de vida, pero a la vez, tan difícil de retener en un empleo. De acuerdo con una encuesta realizada por Deloitte, las personas nacidas entre 1981 y 1995 conforman 35 por ciento de la fuerza laboral en el mundo y en 10 años conformarán nada menos que el 75.

  • Los millennials… esa generación propositiva, actualizada y llena de vida, pero a la vez, tan difícil de retener en un empleo. De acuerdo con una encuesta realizada por Deloitte, las personas nacidas entre 1981 y 1995 conforman 35 por ciento de la fuerza laboral en el mundo y en 10 años conformarán nada menos que el 75.

  • Como emprendedor te pasará: los niños no te dejarán acostarte temprano, no podrás conciliar el sueño pensando en las deudas que tienes que pagar, regresas de vacaciones o simplemente tienes que entregar un proyecto al día siguiente y debes desvelarte toda la noche terminándolo.

  • La forma en que te presentas a los lugares donde solicitan un nuevo empleo es cada vez más importante. A veces sólo se tiene una oportunidad de atraer a las empresas con las que te gustaría laborar, por ejemplo, a través de un vistazo en LinkedIn.

  • No importa qué tan flexible o relajado seas: una oficina es un espacio compartido, y por lo tanto, un sitio donde entran en juego ciertas reglas de etiqueta para asegurar una convivencia armoniosa. La realidad es que algunas actitudes pueden resultar molestas para el resto del equipo, e incluso, afectar su productividad.

  • No hay duda que la retención de empleados es un pilar dentro de los objetivos de negocio en empresas exitosas. Reemplazar a un trabajador cuesta alrededor del 38% de su salario anual, debido, principalmente, a la curva de aprendizaje y el costo del reclutamiento (Society for the Human Resource Management).

  • A pesar de que existe un tendencia por incorporar gimnasios en las oficinas o estaciones que te permitan trabajar de pie, la verdad es que la mayoría de las empresas no cuentan con estos servicios.

  • Los mails ofensivos, agresivos o crueles, de esos que no necesitan signos de admiración o tener mayúsculas para expresar odio o sarcasmo, se conocen como “incendiarios” y tienen una cosa en común: una total y absoluta falta de inteligencia emocional.

  • jefe-empleadosLejos de los mails, la mensajería instantánea y las juntas de trabajo; un jefe tiene que buscar la oportunidad de tener verdaderas conversaciones con sus empleados. Pues este tipo de interacciones hacen que los empleados se sientan valorados, por lo que tienen que practicarse con frecuencia. Porque, además, esto da claridad en muchos sentidos.

  • Son cuatro años desde que Erika García se contrató en un despacho y su salario no ha cambiado. La diseñadora aceptó una propuesta que no le hacía sentir cómoda y, hoy, desconoce cómo retomar el tema, pues además ha visto otras contrataciones, en el mismo puesto, con mejor remuneración.

  • Muchos mexicanos se encuentran buscando una oportunidad de encontrar un buen empleo, pero desafortunadamente un alto porcentaje, se encuentra con situaciones de discriminación por edad, creencias religiosas, discapacidad o apariencia física.

  • Recibir una oferta de trabajo es un logro, sobre todo cuando se lleva algún tiempo buscándola. Sin embargo, no todas la oportunidades son idóneas y —en algunos casos— lo mejor sería rechazarla y esperar por la próxima entrevista.

  • ¿Alguna vez has recibido un correo de un cliente o compañero de trabajo que era rudo, irracional, demandante e innecesario? ¿Has tenido que solucionar el error de un empleado? Tu primer instinto tal vez fue reaccionar de inmediato al oprimir el botón de “contestar” para regañar a la persona frente a toda la empresa.

  • oficina-chismesExisten ciertas actitudes que parecen inofensivas y que se realizan en el lugar de trabajo, pero que pueden ser contraproducentes para tu carrera. Pues hábitos como estos podrían dañar tu reputación a través del tiempo o evitar que te desarrolles plenamente. Y estos son cinco que deberías evitar.

  • Ya estamos casi a mitad del año, pero todavía estás a tiempo de planificar cuáles son tus metas y qué quieres conseguir de forma exitosa en el 2017.

  • ¿Eres de las personas que apenas amanece y ya tienen que hacerse a la idea que tendrá un día sumamente pesado en la oficina? No, no hablamos de exceso de trabajo, ni de los asuntos urgentes que hay que atender, sino de la actitud que nos encontramos día con día con el compañero de enfrente, el de al lado y el de la esquina con el que no nos llevamos bien.

  • Las empresas suelen repetir que la práctica de selección de personal más importante es la entrevista, así opina 71% de los empleadores en el país.  Lo que rara vez se dice es que tal acercamiento es, en sí mismo, un proceso para eliminar.

  • La tradicional encuesta de deseos de los profesionistas mexicanos para el año que inició, desarrollada por OCCMundial, muestra que el empleo continúa siendo la principal preocupación para siete de cada 10 de ellos.