• En un intento por dejar atrás la crisis financiera y de liderazgo en la alianza Renault, Nissan y Mitsubishi que dejó la detención de Carlos Ghosn a finales de 2018, ahora las empresas están haciendo pública una estrategia que desde hace algunos años ya llevaban a cabo en la práctica: la repartición de regiones.