• Lo que más podemos temer de perder el trabajo es las dificultades económicas que tendremos que enfrentar. Quedarse sin ingresos pone en peligro el pago de nuestra vivienda, las colegiaturas de los hijos, el manejo de nuestras deudas en tarjetas e incluso la compra de artículos de primera necesidad.

  • decisiones¿Dudas mucho sobre si estás en el lugar correcto o haciendo lo correcto profesionalmente? Hace poco me escribía una lectora contándome que no está segura de si está haciendo lo correcto profesionalmente o si debería cambiar y hacer algo que le de mayor tranquilidad. Y es totalmente aplicable a tu negocio también. ¿Te has preguntado tu algo parecido alguna vez?

  • Ser mujer en México no es fácil, y no tengo intención de iniciar un debate, herir susceptibilidades o parecer radical, simplemente basta con observar detalladamente los acontecimientos diarios en nuestro país. Si bien es cierto que se han logrado algunos avances en pro de los derechos, valores y el reconocimiento universal en nuestra sociedad, las mujeres aún se enfrentan a diversos desafíos, uno de ellos, el laboral.

  • Los desafíos y motivaciones de los profesionales han cambiado, ya nadie espera quedarse por años en una misma empresa ni trabajar encerrado en una oficina. Hoy se valora mucho la experiencia, el tener desafíos y crecimientos personales que vayan de la mano con el trabajo.

  • Las personas más impresionantes que conozco son todos unos procrastinadores terribles. Entonces, ¿podría ser que esta no siempre es mala? La mayoría de las personas que escriben sobre la procrastinación escriben sobre cómo curarla. Pero esto es, en sentido estricto, imposible.

  • El drama. Las largas noches de trabajo. Los problemas. Los rechazos. Parece una locura hacerse emprendedor… ¿por qué lo hacen? Existen muchas teorías sobre lo que diferencia a los emprendedores del resto de las personas, todas conflictivas.

  • En la década pasada, cada vez más mujeres se unieron a la fuerza del emprendimiento femenino. Muchas de ellas además cargaban con el título de madres, convirtiéndose en nada menos que mompreneurs, es decir, mujeres que dirigen su propio negocio y tienen una familia.

  • Hace unos días platicaba con un amigo que es un ejecutivo de una empresa y me comentaba que deseaba tener su propio negocio y ser su propio jefe. Un poco preocupado, me daba algunos ejemplos de amigos que hay incursionado en negocios y desafortunadamente han fracasado.

  • Cualquiera que tiene planeado independizarse mediante la apertura de un negocio propio, se encuentran ante la encrucijada de emprender con un modelo original o comprar una franquicia. Existen una serie de elementos que debe tomar en cuenta cualquier persona con planes de invertir en una franquicia.

  • Un paradigma que estuvo enmarcado en la era de la producción, donde tú generabas un producto y para que yo viera que lo estabas haciendo y que lo hacías con los estándares de calidad establecidos, había que observarte y supervisarte físicamente.

  • Uno de los aspectos menos comprensibles del emprendimiento es por qué el pequeño negocio fracasa y es que la mayor parte de la evidencia viene de los mismos empresarios. He vivido de cerca numerosos fracasos en los negocios. Si los propietarios realmente sabían qué hicieron mal, podrían haber sido capaces de arreglar el problema. A veces, es simplemente una cuestión de negatividad o de no saber hacer algo.

  • Aunque México es considerado territorio fértil para emprender, resulta complicado crecer y mantenerse en el mercado. Cerca del 75% de las startupsdel país cierra después del segundo año de vida, debido al mal manejo de sus finanzas, según el Instituto del Fracaso.

  • Hay varios programas en los cuales los chefs compiten para preparar el mejor platillo al combinar diversos ingredientes. Usualmente, el ganador recibe cierta cantidad de dinero y también el derecho a presumir.

  • Las mujeres tienen más capacidad para emprender un negocio e impulsarlo más que un hombre, debido a que están más preparadas y tienen una mayor responsabilidad en desarrollar una pequeña o mediana empresa, señaló la directora de Cadenas Productivas de Nacional Financiera, Patricia Martínez.

  • Como emprendedor es natural que experimentes aversión en automático al término “vacaciones”. Seguramente, en tu cabeza, no hay forma de que el negocio siga funcionando sin ti. No es que tus colaboradores no tengan la capacidad, pero ¿verán correctamente cuáles son las prioridades de la empresa? ¿Revisarán cada detalle para mantener estructura, misión, visión y acción intactas? Si te vas por dos semanas, ¿cuándo regreses cómo estarán los números? ¿Habrán bajado las ventas? ¿Habrá subido el costo de marketing?

  • Durante su experiencia al frente de una empresa de comunicación especializada en startups, Jorge Sánchez ha conversado con un sinfín de empresas de reciente creación que no siempre tienen muy claros algunos conceptos clave para su expansión y supervivencia.

  • ¿Estarías dispuesto a dar más de un 20% de tu negocio a un inversor? Porque según expertos en asesoramiento financiero, legal y fiscal, no deberías ceder nunca más de ese porcentaje. Detrás de esa pregunta se encuentra otra que deberías hacerte busques o no dinero: ¿Cuánto vale tu startup? No hay ni que valorar a coste ni elevar el dedo al aire.

  • Empezar un negocio es como construir un bote de la nada y empezar a navegar. A menos que elabores embarcaciones de manera profesional desde pequeño, las cosas se pueden poner feas muy pronto. Continuando con la metáfora: el problema de muchos que quieren ser emprendedores que son como marinos que saben navegar en aguas abiertas, pero no saben construir barcos. Solamente saben navegar.

  • Para muchas personas, la oportunidad de tener un negocio es el sueño. De hecho, un estudio reciente de The UPS Store encontró que casi dos tercios de los estadounidenses sueñan con empezar su propio negocio.

  • La ciencia del potencial humano en los últimos años se ha enfocado en estudiar qué es lo que hace que las personas tengan un mejor desempeño y mejores resultados en su trabajo y ha llegado a descubrimientos que cambian completamente la forma en la que entendemos la productividad.