Empresas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

(Reuters) Petróleos Mexicanos (Pemex) está cada vez más optimista por el que parece ser un nuevo ramillete de yacimientos de crudo ligero alrededor del campo Tsimin, según ejecutivos de la empresa.

Se cree que los yacimientos aledaños Tsimin y Xux contienen unos 1,500 millones de barriles en reservas probadas, probables y posibles de crudo, dijo Manuel Terán, un ingeniero de Pemex quien trabaja en los descubrimientos, durante una conferencia del sector el fin

de semana.

"Estamos optimistas también de que localizaciones cercanas pudieran ser igual de productivas", dijo Terán.

Pemex planea realizar perforaciones de exploración adicionales en los 2 campos, que le permitirían reclasificar los descubrimientos como probados, dijo Terán.

Si Pemex concreta sus intentos para reclasificar a Tsimin y Xux, en conjunto los yacimientos representarían más del 10% de las reservas probadas totales del país.

El crudo de estos campos además es de muy buena calidad, en contraste con la mezcla pesada y de menor valor que México extrae de sus grandes yacimientos en el Golfo de México.

Pemex ha venido incrementando sus trabajos de exploración, al tiempo que los grandes yacimientos del país están en su etapa madura o en declive, amenazando en el largo plazo su posición como uno de los principales exportadores de petróleo en el mundo.

La empresa se ha fijado la meta de reemplazar todo el gas y crudo que produce anualmente con nuevos descubrimientos hacia el 2012. Actualmente sólo descubre el equivalente a 3 cuartas partes de lo que produce al año.

Menos presión sobre Chicontepec

Pemex ya trabaja para desarrollar a Tsimin, descubierto en el 2008, y planea licitar la construcción de 2 plataformas este año, según un documento publicado en su sitio de internet.

Más perforaciones podrían demostrar que otros prospectos, como Kimbe, podrían contener hasta 200 millones de barriles de crudo equivalentes, dijo Terán.

Pemex está optimista de que la tendencia geológica pueda extenderse hasta la línea costera, en donde tiene otras operaciones en tierra.

El éxito en Tsimin ha generado un cambio estratégico en Pemex, que está dando un segundo vistazo a las aguas someras del Golfo de México, tras luchar por encontrar crudo a mayores profundidades.

Más descubrimientos de crudo ligero en aguas someras del Golfo también podrían aliviar un poco de la presión que tiene la compañía para elevar la producción en su proyecto Chicontepec.

La empresa a invertido miles de millones de dólares en Chicontepec recientemente, pero la producción permanece por debajo de los 50,000 barriles por día (bpd), generando críticas, inclusive por parte de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

No obstante, el director general de Pemex, Juan José Suárez, defendió el lunes ese proyecto, argumentando que la empresa ha logrado sortear algunas de las dificultades técnicas que presenta para su desarrollo.

"Chicontepec, hoy en día, no es un proyecto que pierda", dijo Suárez.

Fuente: www.mundoejecutivo.com.mx